martes, 25 de octubre de 2011

En el año 1948 llega la luz eléctrica a Roucos






En San Lorenzo da Pena comparecen el 20 de abril de 1947 «en representación de los pueblos de Piñeiro, Roucos, Quintá Pereiro y Lentille, los vecinos de los mismos, Don Manuel González Arias, Don Ángel Álvarez Barros, Don José López, Don Emilio Rodríguez López, Don Antonio Rivera Covelo, Don José Rodríguez Armada, Don Tomás Bello, Don José Álvarez y Doña Consuelo Borrajo Teijeiro, todos mayores de edad», para la firma del documento de contratación de suministro de la luz eléctrica a los pueblos citados.

Dice el documentos en su cláusula «PRIMERA.- Que la C.H.E.D.A. se compromete y obliga a construir y montar una instalación eléctrica para suministro de energía de los pueblos de la citada parroquia y Piñeiro que lo es de la de Osmo.»

En O Carballiño, el diez y nueve de abril de 1948 la Compañía Hidroeléctrica del Arenteiro (CHEDA) contrata con los señores Tato y González el montaje de una línea de alta tensión y las correspondientes de baja con el fin de que instalen en el «pueblo de Roucos con sus barrios de Piñeiro, Roucos, Quintá, Pereiro y Lentille una red de baja tensión para alimentar a los mismos.» La CHEDA «facilitará la cantidad de VEINTE Y OCHO POSTES de castaño que se encuentran depositados en dicho pueblo de Roucos.» Por estos trabajos la compañía eléctrica abonará 25.000.- pesetas «una vez que tengan los vecinos de dichos lugares el servicio de la luz eléctrica en sus viviendas.» Los contratantes «se comprometen y obligan a tener terminadas todas estas instalaciones antes del día treinta de junio del corriente año».

¡Y la luz se hizo en las noches de las viviendas de estos lugares! El gran adelanto de la Modernidad, que supuso la LUZ ELÉCTRICA, llegaba en aquel año de 1948 a Roucos. Las noches, desde entonces, fueron ya otras, y otras, también, las historias de la novedad.

Las imágenes de estos documentos las facilita amablemente Adolfo Otero Loureiro de O Carballiño. Agradecido.