jueves, 29 de septiembre de 2011

Roços [Roucos] 1530. Una reflexión sobre sus orígenes




CLAVSVLAS DEL MAYORAZGO
fundado por don Juan Hurtado de Mendoza, y doña Maria Sarmiento fu muger en 11 de Mayo del año de 1530

Otorgamos, y conocemos, è decimos, que ordenamos è fazemos nueftro mayorazgo de los bienes figuientes, è metemos, en el dho mayorazgo perpetuamẽte para fièmpre jamàs, por bienes de mayorazgo inagenables, è indiuifibles, è imprefcriptibles, el dicho Condado de Ribadauia con fu titulo, villa, tierra, y feligrefias de Ribadauia, y Encomiẽdas de Caftro, Cabadofo, y la Perofa, y Roços, y Efperelo, y Lobera, y Formigueiro, y la villa de Caftro, de Val de Horras, y la tierra de Mançaneda, con las fuerças, fortalezas y cafas fuertes, que en todas las dichas villas, è tierras ày, è al prefente eftan fechas, `q fon con todas las feligrefias, cotos, alfozes `q ay en las dichas villas, è tierras, y lugares, con los vaffallos, rentas, pechos è derechos, jurifdicion ciuil, y criminal, alta, baxa, mero mixto imperio, y con todo lo demas deuido, anexo, y perteneciente en qualquier manera al feñorio, y jurifdìciò de las dichas villas, y lugares, y tierras arriba declaradas, que fon fitas en el Reyno de Galicia, en los Obifpados de Orenfe, y Aftorga, y todos los demas bienes, y rẽtas ordinarias, y extraordinarias, que nos en las dichas tierras tenemos, ò tuuieremos hafta el tiempo de nueftro fallecimiento; afsi mifmo la villa de Mucientes, que es en efte Reyno de Caftilla en el Obifpado de Palencia, que incorporamos, y metemos en efte dicho mayorazgo en la manera que dicha es, con la cafa fuerte, y fortaleza
que [...]


El 11 de mayo de 1530, Juan Hurtado de Mendoza y su mujer María Sarmiento fundan el Mayorazgo del Condado de Ribadavia y Mucientes.

Aquí la transcripción (y fotografía) de la primera página del documento (de dieciocho páginas) que encontré en el Archivo Histórico Provincial de Zaragoza el pasado mes de julio; a la salida del Archivo tomé esta foto de la plaza zaragozana.

 




 “La caída del Imperio Romano, el difícil establecimiento de los reinos germánicos, el abandono de las prácticas administrativas, las guerras y desórdenes de todo tipo habían modificado profundamente (menos, no obstante, de lo que se suele creer) el paisaje antiguo. Algunas ciudades, considerablemente menguadas, subsisten aquí y allá, pero la inmensa mayoría de los humanos se reparten por colonias minúsculas, diseminadas por una inmensidad que escapa en gran parte a su control, asediada por una naturaleza indómita y amenazadora. ¿Cuánta gente, de un extremo a otro de Europa, ocupa estos espacios discontinuos? Las estimaciones sólo pueden ser aproximadas. Setenta a ochenta millones de habitantes para el conjunto del continente a finales del próspero siglo XIII sería una cifra verosímil.”

“Los disturbios del bajo imperio carolingio provocaron, aquí y allá, la construcción de fortalezas rurales bastante someras, amplios cercados protegidos por una elevación del terreno o una empalizada. Algunas, estratégicamente situadas, fueron asumidas y consolidadas por el emperador Carlos el Calvo, deseoso de cerrar el camino a los vikingos: Compiègne en 877, Pontoise en 885, y algunas otras más. A finales del siglo X y comienzos del XI surgen por todo Occidente fortalezas privadas que elevan antiguos funcionarios imperiales abandonados a su suerte y que se apropian de su cargo, duques, condes, marqueses, pronto dependientes de ellos y rivales suyos: una torre o una construcción pesada y cúbica —el torreón (francés donjon)— en la cima de una elevación, natural o artificial, rodeada de un foso y de un muro de tablones que delimita un espacio de refugio.”

Paul Zumthor La media del mundo, ed. Cátedra 1994. Páginas 68 y 100, respectivamente.





 Roucos tiene su origen (siglo IX ó X?) en el castillo de Roucos (hoy totalmente desaparecido) y la casa fuerte del Formigueiro. Ambas construcciones en lo alto de dos promontorios que dominan la margen izquierda del valle del río Avia, frente a los cerros de Pena Corneira (también, otrora, fortaleza), en la otra margen del Avia. Al amparo de ambas fortalezas, y un poco más baja que éstas, se fue edificando la aldea de Roucos.

martes, 27 de septiembre de 2011

Don José, Benigna y Carmiña en 1945

 Fotografía: archivo de Emilio Vázquez (Vigo), sobrino nieto de don José.


Foto tomada hacia 1948-1950 en la solana de la casa rectoral de San Lorenzo da Pena: Don José (párroco), Benigna (hermana del párroco) y Carmiña (sobrina de ambos).

Do José Pérez González nace el 31 de diciembre de 1903 en Cartelle, y en este mismo pueblo fallece el 12 de marzo de 1992. Siendo alumno del seminario en Ourense, dada su estatura y corpulencia es apodado por los seminaristas colegas Uzcudun. Por aquel entonces la fama del boxeador vasco Paulino Uzcudun traspasa las fronteras españolas e incluso europeas. Don José es nombrado párroco de la iglesia parroquial de San Lorenzo da Pena (a la que pertenece la aldea de Roucos) hacia 1930, y permanece en ella como tal hasta 1965 en que fue trasladado a la de Bieite; del otro lado del río Avia. Don José trajo como ama de llaves a su hermana Benigna, y también a su sobrina Carmiña Vázquez (Cartelle 6 de enero de 1922 † Vigo 23 de diciembre de 1994).

Cuando se produce la rebelión militar en España (julio de 1936), don José tiene que que esconderse por un tiempo y lo hace en casa de Manuel González Arias y su mujer Eudosia Montero Puga (los tenderos de Roucos, mis abuelos).  Cuentan que de recién llegado a este lugar solía decir  «Entre la mula y yo hacemos treinta años».



Paulino Uzcudun (Régil, Guipuzcoa, 3 de mayo de 1899 - Madrid 5 de julio de 1985), boxeador, campeón de España y de Europa en Peso Pesado.

lunes, 5 de septiembre de 2011

San Lorenzo da Pena

Foto Ángel Gómez Calle, marzo 2010

Panorámica de San Lorenzo da Pena, desde el camino que conduce a Lentille.

En la foto, de izquierda a derecha: Ángel Cardín, Susi Barciela y Bernardo Cabaleiro.

Fuente en San Lorenzo da Pena

Foto: Ángel Gómez Calle, marzo 2010

Fuente de la casa, ahora en ruinas, de Dolores Galiño (†), en San Lorenzo da Pena.

Valle del Avia desde Lebosende

Foto de Ángel Gómez Calle

Marzo de 2010. Panorámica del valle del río Avia, desde Lebosende, sobre los montes cubiertos de mimosas de la antigua jurisdicción de Roucos. Al fondo a la izquierda, en lo alto, el pequeño claro es San Lorenzo da Pena.

En la foto, de izquierda a derecha: Ángel Cardín, Amando y Bernardo Cabaleiro.