viernes, 20 de julio de 2007

Monasterio de San Clodio
































Monasterio de San Clodio (dista de Roucos unos tres kilómetros).
Fotografías de 1981. Hoy está restaurado y destinado a hotel y restaurante.


Año 1158 Carta de donación del Abad Pelagio al monasterio de San Clodio.

lunes, 16 de julio de 2007

San Lorenzo da Pena















Iglesia parroquial San Lorenzo da Pena en una mañana lluviosa de julio.

Entre O Pereiro y Roucos
















Camino entre viñedos al Oeste de Roucos.

De vacaciones















Descendientes de vecinos de Roucos: Javi (izquierda), Fran (derecha) y en medio la esposa de Fran; en una visita reciente al pueblo.

José Novoa























José, nacido en Roucos e hijo de Xoquín y Segunda. Regentó durante décadas el bodegón Alborada (Arenal, Vigo).

Sosón. In memoriam























Sosón. In memoriam, 1999. Acrílicos s/tela (260x195 cm).
Obra de Amando.
Una recreación de esas puertas con cuadrícula de ventilación que hay en las bodegas de O Ribeiro.

Rana














Rana en una charca en Matamiau

Boas noites























Boas noites, 1996-2004. Acrílicos s/tela 260x195 cm)
Obra de Amando.
Homenaje a las noches estrelladas de Roucos.

Caminos al océano



















Caminos al océano, 1991. Acrílicos s/tela (130x162 cm).
De la serie Pena Corneira.
Obra de Amando.

Ponte da Esperela























Pena Corneira e ponte da Eperela, 1992. Acrílicos s/tela (195x162 cm).
Obra de Amando (nieto de Manuel, Eudosia, Soledad y Heliodoro, vecinos de Roucos)

Roucos a vista de pájaro

















Panorámica de Roucos (dirección Oeste Este)

El Campo














Vecinos paseando por el recien remozado Campo de la fiesta de Roucos. Al fondo O Curtiñal; a la izquierda la casa de los de Pardo.

San Clodio, torre del reloj























Espléndido reloj de sol en un lateral de la torre campanario de la iglesia del monasterio de San Clodio.

Monasterio hotel San Clodio













































Hace pocos años que el monasterio de San Clodio fue restaurado y convertido buena parte de él en hotel y restaurante para bodas.
Para ir a San Clodio desde Roucos hay que salir hacia San Lorenzo da Pena, llegar a Cuñas y desde aquí, al lado de la capilla de San Benito, se toma a la izquierda por una bonita carretera bordeada de viñedos, se llega a la entrada de Viña Meín, se continúa y se llega a la plaza de San Clodio donde está este monasterio. De Roucos a San Clodio hay unos 3 kilómetros.

En O Curtiñal

















Puerta de la bodega de O Curtiñal; a la derecha una tinaja para el vino y un embudo para cuando se pisan las uvas.

Lavadero en O Curtiñal






















Lavadero en el pazo de O Curtiñal

Paseo por Fonte do Ouro


Casa de Gumersindo

Furancho de Odilo
















Odilo, vecino de Roucos, ha abierto un bonito furancho en O Carballiño (muy cerca de la iglesia de la Vera Cruz del arquitecto porriñés Antonio Palacios), en el que sirve los viños Ribeiro de su propia cosecha. El pulpo, los domingos, es inmejorable.

martes, 10 de julio de 2007

Sra. Trina y Juan Benito

La sra.* Trina y Juan Benito, ambos nacidos en Roucos a finales del siglo XIX, se casaron y tuvieron dos hijos: Esperanza y Vicente.
Con el matrimonio vivió siempre Antonio, conocido por Tío Macario, hermano de la sra. Trina. Éste casó en Lentille con dña. Carmen. A los pocos días de casarse, no se sabe el por qué, el Tio Macario regresó a la casa de su hermana en Roucos y allí vivió hasta el final de sus días, ya muy anciano. Al Tío Macario solía vérsele por Roucos cargando un feixe inmenso bien de cotelas de maíz, tojos, estacas... tan grande era el feixe que pareciese que tuviera patas, a él no se le veía.

Esperanza casó con José, más conocido por O Sabio (es el anciano de más edad de toda la parroquia, tiene 103 años). Tuvieron tres hijos: Josefa (casó con Enrique del mismo Roucos y tuvieron a Manuel y Odilo), Benita (casó con Jesús de Cenlle y viven en Roucos en la casa que se conoce por la que fue de Carmiña y Miguel; tuvieron a Pilar), y José Benito que vive con su padre, José O Sabio.

(*) El uso de don, doña, señor... lo aplico en función de cómo eran nombradas estas personas por aquellos que los recuerdan. Casi todos los datos que se registran en esta bitácora los facilitan Gaspar (O Formigueiro - Roucos, 1917) y su mujer Eugenia (Roucos, 1918).

Serafín y Anxela

Serafín y Anxela, ambos nacidos en Roucos a finales del siglo XIX, se casaron y vivieron en la casa que fue de Emilio y Dina.
Serafín y Anxela tuvieron seis hijos: Gumersindo (casó con Visita de Partovia), Antonio (casó con Asunción, de Roucos, hija de Amador y María), Manolo (casó con Rafaela de Vilar de Rei y vivieron en la casa que está al lado de la de Indalecio, más conocido por Chucho), Dina (casó con Emilio y vivieron en la casa de los padres de Dina), Dosinda (casó con Antonio de Lentille y pusieron taberna en O Carballiño; Dosinda y Antonio son los suegros de Ramón el mejicano), y Angelina (casó con Emilio, el cual tocaba el bombo en la banda de Cenlle, después cayó de un cerezo situado al lado de la fuente quedando paralítico y en su casa se dedicó a zoqueiro).

Angelina y Emilio tuvieron a Rosario (casada con Carlos, cantero, y tuvieron a Carlos) y a Emilio, más conocido por Milucho (casó con Aurora y tuvieron a Emilio, Rodrigo y Mariana).

Un guerillero por Roucos

José González González, conocido por Labrador, nació en Bouzas de Garabás (1777-1810) fue un conocido guerrillero muy mencionado por los padres Samuel Eiján y Legísima. Combatió en las tropas del mariscal Sould en Ribadavia, Roucos y Tierras de Valdeorras.

Casa Grande de Lentille


A unos dos kilómetros de Roucos (dirección Oeste), en la misma parroquia (San Lorenzo da Pena), se encuentra el pueblo de Lentille; y aquí desaca esta hermosa casa conocida por A Casa Grande de Lentille.

lunes, 9 de julio de 2007

Viña Meín













Instalaciones de la bodega, viñedos y casa de turismo rural Viña Mein en San Clodio. La rehabilitación de esta propiedad la hizo el arquitecto Fernando Blanco.
A Viña Meín desde Roucos se llega bajando a San Lorenzo da Pena y a Cuñas; aquí, al lado de la capilla de San Benito se toma a la derecha y por una nueva pista se llega a esta hermosa bodega (de Roucos a Viña Meín hay unos tres kilómetros).

miércoles, 4 de julio de 2007

Un vecino oteando el amplio horizonte






















Miguel Ángel (Migue), residente en Roucos, bisnieto de Eudosia y Manuel y de Heliodoro y Soledad (todos ellos vecinos de Roucos) en el monte San Trocado oteando el paso del río Miño.
El monte San Trocado dista de Roucos unos ocho kilómetros en dirección Sureste; al lado de este monte, a unos quinientos metros, se encuentra la Citania de Las, poblado castreño.